0
Noticias

 

Biólogos del Departamento de Herpetología del Museo de Historia Natural (MHN) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) reportan el descubrimiento de una nueva especie de lagartija, nombrada «Stenocercus ica», en el valle de la cuenca del río Ica, entre los 300 y 450 metros sobre el nivel del mar.

La investigación fue publicada en la revista científica Salamandra, en la que se precisa que la nueva especie tiene un tamaño, de hocico a cloaca, de entre seis y ocho centímetros.
Es similar en ecología y morfología al Stenocercus modestus, pero difiere, entre otros rasgos, por carecer de un pliegue oblicuo en el cuello y no presentar el parche de escamas y los puntos amarillos en el macho; las hembras muestran una ancha franja oscura desde las escamas suboculares hasta la zona antehumeral, así como retículas oscuras en el cuello.
Sobre su estado de conservación, los autores recomiendan que se clasifique a la nueva especie como “en peligro”, basados en el área de ocupación y localidades con amenazas.

75 especies descritas

Según el estudio, el género Stenocercus, al que pertenece la nueva especie, comprende actualmente 75 especies descritas que habitan en ambientes amazónicos y desérticos de América del Sur, pero tienen una presencia mayor en la región andina.
Perú alberga al menos el 62 % de las especies, la mayoría de las cuales viven en hábitats tan diversos como bosques montanos, tropicales húmedos y secos ecuatoriales; hasta el momento se conocía a S. modestus de la región de Lima como única especie de este género viviendo en hábitats desérticos costeros.
El reporte de esta nueva especie extiende la distribución del género Stenocercus unos 300 kilómetros al sur, en el desierto costero del Pacífico.

Mayor diversidad

Asimismo, los autores señalan que la diversidad de reptiles en el desierto costero peruano es mayor que en el desierto de Atacama, en Chile. En Perú, se han registrado 27 especies en comparación con las 20 especies del desierto de Atacama.
La región de Ica, ubicada en el centro del desierto costero peruano, alberga una diversidad considerable de reptiles, entre lagartos y serpientes. Recientemente, se reportaron nuevos registros de reptiles como la especie Liolaemus nazca reportada en 2019 por César Aguilar.
Estos recientes hallazgos representan para los investigadores claros indicios de un alto endemismo para una ecorregión que a menudo se subestima y se percibe como una tierra árida con baja diversidad de especies.
Fuente Andina: https://bit.ly/3qLRJ3K

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados

Políticas de Privacidad

aaaaaaaaaaaaaa